El punto de equilibrio y la pequeña empresa. 1 de 4. Conceptos básicos.

Los emprendedores y el punto de equilibrio. El punto de equilibrio y los emprendedores. Una relación fundamental que no todos conocen ni tienen en cuenta.

Me refiero a los empresarios, los emprendedores o los que aún aspiran a serlo.

Una relación que debe ir bien. Te lo digo por tu bien. Ya hemos hablado del punto de equilibrio aquí.

El punto de equilibrio (PE) es uno de esos parámetros en los que, si no estás por encima, te vas a la ruina. En Wikipedia lo definen como el punto en que los gastos se igualan con los ingresos.

Da igual lo que hagas, vayas a hacer o hayas hecho. Por muy bueno que sea el diseño de tu servicio. Aunque tus clientes hablen de ti maravillas. Esa gran genialidad con la que has desarrollado tu idea de negocio. Lo que sea que se te ocurra poner aquí para continuar la lista. Si estás por debajo de tu punto de equilibrio, tienes o tendrás un problema económico en tu empresa.

En este artículo verás cómo se calcula y en los próximos encontrarás unos cuantos ejemplos de cálculo del punto de equilibrio en diferentes tipos de empresa.

DonDiseño-Calculo-De-Tu-Punto-De-Equilibrio-Diseño-De-Servicios-02-Blog

Foto: El punto de equilibrio es importante en cualquier faceta de la vida. Snowboard con rastro de nieve. Foto en Pixabay.com

¿Qué es el punto de equilibrio?

El punto de equilibrio es lo que tienes que ganar con tu negocio para no tener pérdidas. Ni beneficios. Lo comido por lo servido. Las gallinas que entran por las que salen. Etc.

Claro que, en esa situación, no te puedes poner malo. Si, ya sé que un autónomo no se pone malo nunca. No se puede estropear el coche, ni siquiera hacerle un mantenimiento. Tampoco puedes cambiar el ordenador, “no te pueden poner” una multa de tráfico… Ni siquiera tienes con qué afrontar un gasto inesperado. Cualquier gasto inesperado.

Claro que si quieres tener para tomarte una cerveza, un vino, o lo que sea que te apetezca tomarte, o quieres poder pagarte unas vacaciones, no sufrir para renovar la furgoneta de tu empresa, o ir teniendo ahorros personales, deberías posicionarte por encima del punto de equilibrio de tu negocio.

Aquí conviene tener en cuenta dos cosas:

  • El cálculo teórico del punto de equilibrio.
  • Superar el punto de equilibrio en la vida real.

Acerca del cálculo teórico de tu punto de equilibrio y la vida real.

Es importante conocer tu punto de equilibrio y calcularlo lo más exacto posible. Pero no te obsesiones. Calcúlalo. Tenlo en cuenta a la hora de fijar tus precios y saber cuándo una propuesta deja de ser interesante para ti. Y por supuesto, intenta tener los precios por encima del punto de equilibrio.

Sé que suena extraño, pero podrías tener perfectamente calculado tu punto de equilibrio y no conseguir clientes. O también existe la posibilidad de tener tu punto de equilibrio mal calculado o sin calcular y tener clientes e ir funcionando sin problemas. Obviamente, es más habitual la primera situación que la segunda.

DonDiseño-Calculo-De-Tu-Punto-De-Equilibrio-Diseño-De-Servicios-03-Blog

Foto: Saber si estás en tu punto de equilibrio es importante. Y medir tu punto de equilibrio para no caer lo es más. Indicador de nivelación. Foto en Pixabay.com

¿Cómo se calcula el punto de equilibrio?

Si quieres conocer tu punto de equilibrio, al menos de una forma aproximada, necesitas conocer tres parámetros fundamentales. Haremos el cálculo teniendo en cuenta un periodo de un año.

  • Horas trabajadas.
    • Las horas que trabajas al cabo del año. Todas.
  • Gastos.
    • Lo ideal si tu negocio está ya en marcha es que te apoyes en tus listados de gastos del último año. Todos. Te será más fácil si tiras de listados de banco, facturas y tickets recibidos…
  • Ingresos.
    • Estos serán más fáciles de calcular a priori. Facturas emitidas, salarios recibidos…

Aquí (En breve colocaré el enlace al artículo) haré unos pequeños ejemplos para que puedas calcular tu caso con más facilidad. Eso sí, no te asustes con el resultado.

El proceso de cálculo del punto de equilibrio.

Como resumen, para empresas unipersonales o con pocos socios o trabajadores el proceso se compone de los siguientes pasos.

  1. Conocer los datos que necesitaremos para calcular el punto de equilibrio.
    • Conocer cuántas horas trabajas en total al año.
      • Lo llamaremos horas trabajadas.
    • De estas horas, diferencia las horas que puedes facturar y las que no.
      • Seamos originales llamémoslas horas facturables y horas no facturables:
      • Las horas facturables incluyen todo lo que puedes cobrar a tu cliente por tu servicio.
        • Por ejemplo, las reuniones de desarrollo del proyecto o las empleadas en hacer la entrega de un producto si te dedicas a hacer repartos.
      • Las horas no facturables son todas las que no puedes facturar a tu cliente directamente.
        • Las horas del personal administrativo o de tu equipo comercial, por ejemplo. No las facturas directamente, pero las repercutes en las horas facturables incrementando su precio.
    • Calcular todos los Ingresos que has tenido en el año.
      • Llamémoslo Ingresos anuales.
    • Calcular todos los gastos que has tenido a lo largo del año.
      • Diferencia por un lado los Gastos personales y por otro los Gastos profesionales.
        • Ten en cuenta que los Gastos Personales, incluyendo los ahorros, serán la parte de tu nómina neta en los gastos profesionales.
  2. Saber si actualmente estamos por encima o por debajo de nuestro punto de equilibrio.
    • Aquí ya podrás ver si estás por encima o por debajo de tu punto de equilibrio aún sin conocerlo.
    • Si tus ingresos anuales están por debajo del total de tus gastos habrás conseguido dos cosas: deudas y problemas.
  3. Calcular tu punto de equilibrio.
    • Suma tus Gastos Personales a los Gastos Profesionales teniendo en cuenta que en una nómina hay impuestos que pagar.
    • A continuación, divide esta cifra entre el número de horas facturables.
      • Si, entre las horas facturables. Nadie nos va a pagar por las horas no facturables.

Esta cifra son los euros/hora facturables que tienes que pedir para estar en tu punto de equilibrio.

¿Qué te parece?

Sencillo, ¿verdad? ¿Y lo tenías calculado antes de leer la entrada?
Muchos emprendedores no lo calculan y luego se encuentran las sorpresas.

Cuando eres empresario tienes que dominar dos cosas:

  • Qué es lo que vas a hacer con tu empresa. Esto suele ser fácil.
  • Tener, al menos, un mínimo de herramientas de gestión de la empresa. Esto no suele ser tan fácil, no olvides que las gestorías hacen mucho pero no son omnipotentes ni omnipresentes.
DonDiseño-Calculo-De-Tu-Punto-De-Equilibrio-Diseño-De-Servicios-04-Blog

Foto: Estar en tu punto de equilibrio en la realidad te lleva a buscar posiciones inesperadas. Mariquita colgada boca abajo en una rejilla. Foto en Pixabay.com

La teoría está muy bien… ¿Y algún ejemplo?

Y hasta aquí la teoría básica. Viendo que se me ha ido un poco de las manos la explicación, dejo el primero de los ejemplos para la próxima entrada que encontrarás aquí.

Espero que puedas esperar un poco porque vale la pena ver cómo se puede calcular el punto de equilibrio de tu negocio. Y como no hay dos negocios iguales, haremos que los ejemplos de cálculo del punto de equilibrio puedan cubrir más de un tipo de negocio.

Resumen de entradas que componen la explicación completa:

  1. El punto de equilibrio y la pequeña empresa. 1 de 4. Conceptos básicos.
  2. El punto de equilibrio y la pequeña empresa. 2 de 4. Ejemplo de cálculo en una empresa unipersonal.
  3. El punto de equilibrio y la pequeña empresa. 3 de 4. Ejemplo de cálculo en una empresa con dos personas.
  4. El punto de equilibrio y la pequeña empresa. 4 de 4. Ejemplo de cálculo en una empresa con tres personas.

Resumen de entradas relacionadas para hacer presupuestos:

  1. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 1 de 7. Tu presupuesto es parte de tu servicio.
  2. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 2 de 7. Entiende tu mercado.
  3. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 3 de 7. Fijando tus precios.
  4. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 4 de 7. Presupuestando proyectos.
  5. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 5 de 7. La negociación.
  6. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 6 de 7. Redacta propuestas atractivas.
  7. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. 7 de 7. Los errores más comunes.
  8. Cómo hacer un presupuesto de servicios profesionales. Extra. Herramientas de ayuda.

El resumen acerca de errores más comunes y los beneficios de cambiar la metodología fueron también publicados en elEconomista. Fue con relación a la formación impartida en Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza en 2016 por mí.

Foto cabecera: Tortuga en equilibrio. De Pixabay.com Licencia CC0

Don Diseño - Gracias por leernos - Si te gusto... No olvides compartirlo